Skip to content

Cómo optimizar la fertilización dividiendo las aplicaciones de nitrógeno

noviembre 12, 2019

Aplicar todo el nitrógeno de una campaña en el momento de la siembra conlleva algunosproblemas inherentes. Esto se debe a que es difícil calcular la absorción de N al comienzo de la campaña. Por eso, la aplicación dividida de nitrógeno puede resultar útil.

Como el productor no puede predecir exactamente cómo se van a desarrollar los cultivos, es difícil saber cuánto N se absorberá y en qué momentos se absorberá. Al dividir la aplicaciónde N en dosis más pequeñas, es más fácil aplicar la cantidad que realmente se necesita en función de las condiciones meteorológicas, del suelo y de los cultivos.

La aplicación fraccionada de nitrógeno presenta así beneficios tanto agronómicos comoeconómicos, y también ambientales. Con una aplicación única en la siembra, las pérdidaspotenciales por lixiviación y desnitrificación son mayores. Si mejorar la eficiencia y maximizar la productividad son factores importantes dentro de tu plan de nutrición vegetal, dividir tus aplicaciones de nitrógeno puede ser una forma efectiva de minimizar las pérdidasy aumentar el rendimiento.

Las ventajas agronómicas de dividir las aplicaciones de nitrógeno

imagen de maíz

La aplicación dividida presenta varias ventajas agronómicas. Si se toman en cuenta estasventajas al diseñar el plan de nutrición, se puede mejorar la eficiencia de los fertilizantes en el crecimiento de los cultivos a largo de la campaña.

Una de las razones principales para fertilizar los cultivos en varias aplicaciones es que estoreduce la pérdida de nitrógeno. La técnica permite aplicar sólo la cantidad que los cultivosnecesitan realmente. Así, las aplicaciones múltiples te permiten fertilizar con una mayor eficiencia porque se espera hasta que el nivel de crecimiento de los cultivos realmenterequiera nitrógeno. Esto significa que se puede ajustar la dosis de aplicación de N en funciónde las necesidades de los cultivos en “tiempo real”, explica uno de los agrónomos de Atfarm, Martín Scully.

Las ventajas económicas de dividir las aplicaciones de nitrógeno

La pérdida de nitrógeno implica una pérdida de dinero. La aplicación fraccionada presentaventajas tanto agronómicas como económicas que pueden minimizar las pérdidas.

Estas ventajas se combinan en el campo: cuando aumenta la eficiencia en la fertilización, también aumentan el rendimiento y las ganancias. Dividiendo las aplicaciones, el nitrógenose puede usar de forma más efectiva, ya que se ajusta la cantidad a medida que se desarrollanlos cultivos.

En la práctica, eso significa que podrías aplicar menos N en una segunda aplicación si hay un exceso en la disponibilidad de N en el suelo.

¿Y cómo impacta esto en el día a día? Después de calcular la dosis de N en función del rendimiento esperado, se puede decidir cuántos kilos de N se necesitan. Dado que es difícilrealizar un pronóstico el primer día de la campaña, es más simple comenzar con una aplicación pequeña y volver a estimar cuánto N se necesita a medida que se desarrollan los cultivos. Esta técnica permite un uso más óptimo del N.

La desventaja está en que, a nivel operativo, hay que salir al campo más veces y trasladar el fertilizante. Si bien fraccionar las aplicaciones es más costoso, a la larga, la técnica ha demostrado que trae beneficios prácticamente en todos los casos.

“Recomendaría siempre dividir las aplicaciones de nitrógeno”, agrega Scully. “Se pueden esperar mejores resultados en todos los aspectos, tanto en el aspecto agronómico como en el económico”.

Combinación con la fertilización variable

imagen de maíz

Al principio de la campaña, no hay suficiente cubierta vegetal como para identificar la heterogeneidad dentro de un lote. Dividiendo la dosis de fertilizante, la aplicación de partedel nitrógeno se pospone, permitiendo hacer aplicaciones variables basadas en diferencias del crecimiento de los cultivos. Creando prescripciones de fertilización con Atfarm se puedeidentificar dónde se necesita una mayor dosis de N a medida que crecen los cultivos, lo que ayuda a usar el N de forma más eficiente. Desde el punto de vista de la nutrición vegetal, la aplicación dividida responde al cuánto y el cuándo, mientras que la fertilización variable responde al dónde, lo que facilita el cumplimiento de los 4 requisitos de la fertilización.

Dado que no se observa ninguna variación en el crecimiento dentro del lote al principio de la campaña, dividir las aplicaciones permite adaptar la estrategia a las condiciones del ambiente, en este caso, la disponibilidad de N en el suelo. El uso de Atfarm en conjunto con la divisiónde aplicaciones facilita la identificación de posibles zonas de pérdida y optimiza aún más la fertilización.

¿Te interesa conocer más?

Cómo monitorear tus lotes y optimizar la fertilización en maíz
4 pasos para aprovechar al máximo Atfarm
La agricultura desde el espacio
La nueva vista N-Sensor
Índice verde en el monitoreo de soja