El mundo agrícola está atravesando actualmente una revolución digital que transformará profundamente los usos y prácticas del sector. Uno de los impulsores de esta revolución se basa en las innovaciones generadas por las imágenes satelitales que nos impulsan hacia la llamada “agricultura de precisión”. Pero ¿de qué se trata?

La agricultura desde el espacio

August 1, 2018

El mundo agrícola está atravesando actualmente una revolución digital que transformará profundamente los usos y prácticas del sector. Uno de los impulsores de esta revolución se basa en las innovaciones generadas por las imágenes satelitales que nos impulsan hacia la llamada “agricultura de precisión”. Pero ¿de qué se trata?

Desde hace unos diez años los satélites nos brindan imágenes precisas del estado de los cultivos. En un principio estas imágenes fueron utilizadas para el monitoreo de los cultivos o el control del suelo. Pero de a poco, se abrieron nuevas áreas de aplicación, gracias a la multiplicación, el cruce y el refinamiento de los datos. Para nombrar sólo algunas de estas: asistencia para el manejo de maquinaria, control del fertilizado, dosificación de la aplicación de fertilizante.

El estado actual de la tecnología permite proporcionar imágenes multiespectrales de una definición muy alta. Destacan las diferencias en el crecimiento de cada cultivo dentro del lote. Este es el llamado “análisis dentro del lote”, es decir, que tiene en cuenta el estado real de los cultivos durante diferentes etapas de crecimiento, respaldándose en una actualización regular de los datos.

Mediante la combinación de datos satelitales y extensos análisis de los cultivos, se han desarrollado algoritmos muy avanzados para ayudar a los productores a aplicar fertilizante nitrogenado con la mayor precisión. Este es el propósito de la herramienta Atfarm creada por Yara: prescripciones de fertilización variable y mapas de biomasa que permiten al productor seguir sus cultivos teniendo en cuenta la heterogeneidad de cada lote.  

Lotes en la provincia de Córdoba, Argentina

Atfarm utiliza tecnología satelital de última generación para proporcionar a los productores con un historial de mapas de biomasa de alta resolución actualizados cada 5 días. Estas vistas se utilizan luego para crear prescripciones adaptadas a la demanda de nitrógeno de los cultivos. Yara continúa desarrollando Atfarm con nuevas funcionalidades e integrándola con otras herramientas digitales existentes, que conforman un abanico completo para una fertilización de precisión orientada a la mejora de la producción y una agricultura más sostenible.  

El agro se enfrenta ahora con un desafío: para que la revolución digital sea exitosa, los actores de la industria deben continuar desarrollando herramientas simples y precisas, respaldadas con conocimiento agronómico. Sólo asi se podrán crear soluciones que permitan hacer llegar la agricultura de precisión a cada productor y preparar así el sector para los desafíos del futuro.

Otros artículos